Analizando a… GHOST IN THE SHELL. Reinterpretación de un clásico

Hola a todos sean bienvenidos una vez más a nuestra sección “Analizando a…” hoy para presentarles un nuevo análisis, pero esta vez saliéndonos de nuestra habitual línea en esta sección, al adentrarnos en algo diferente a lo que es el anime, concretamente hablamos de una película live action, pero NO cualquier live action, sino el más reciente intento de Hollywood de adaptar una obra proveniente del mundo del manganime a su “formato”, y esta de hecho está considerada no por pocos como un verdadero clásico de culto dentro del universo del manganime en el género donde mayormente se la clasifica como una de sus obras más representativas: el “Cyberpunk”. Desde luego que no podemos estarnos refiriendo a otra cosa que a GHOST IN THE SHELL (2017).

Para quizás no pocas personas quienes lean estas líneas el nombre Ghost in the shell no les sea para nada ajeno, especialmente si en algún momento han tenido la oportunidad de leer el manga original firmado por Masamune Shirow. Ghost in the Shell  cuyo nombre original es (攻殻機動隊 Kōkaku Kidōtai) es un manga de ciencia ficción, el manga original fue dibujado por Shirow en el formato de entregas desde 1989 a 1990 y que progresó en dos mangas más titulados: Ghost in the Shell 2: Man/Machine Interface y Ghost in the Shell 1.5: Human-Error Processor. Se produjeron dos películas de anime basadas en el manga de Shirow, dirigidas por Mamoru Oshii: Ghost in the Shell y Ghost in the Shell 2: Innocence. También se realizó una serie de televisión con dos temporadas denominadas: Ghost in the Shell: Stand Alone Complex y Ghost in the Shell: S.A.C. 2nd GIG, de dichas series se hicieron dos OVAs que resumen cada una de esas dos temporadas y una película derivada de dicha serie llamada Ghost in the Shell: S.A.C. Solid State Society. Ahora bien de estas versiones en anime probablemente la más aplaudida y clásica para los fans sea la película de 1995 y que en Latinoamérica tuvimos la oportunidad de ver doblada al castellano a través de la ahora extinta señal del canal Locomotion a principios de los años 2000.

La primera película de Ghost in the Shell dirigida por Mamoru Oshii fue la que a muchos (entre los cuales nos contamos nosotros) más marcó y la que se ha convertido en una indispensable en nuestra lista de títulos de anime favoritos de todos los tiempos. Hay que decir que esta apreciación no es única entre los fans sean o no otakus, pues de hecho el director de la más reciente adaptación cinematográfica de GITS, Rupert Sanders, recientemente confesó algo bastante parecido, pues desde que vio la película en su época de estudiante quedo tan impactado por ella que siempre tuvo la ilusión de algún día poder hacer una película de acción real basada en la obra de Oshii/Shirow.

Hay que estar claros que cuando se anunció que Ghost in the Shell iba a ser adaptada al formato live action por Hollywood la mayoría, sino todos los fans, arrugamos la cara ante la perspectiva de lo que acabaría resultando de aquello, pues por DESGRACIA casi todos los intentos de la meca del cine estadounidense de adaptar a su formato, estilo y gustos obras del manganime han resultado en ESTRUENDOSOS fiascos absolutamente olvidables, aberraciones a los que los fans ni siquiera toleramos que nos las recuerden, por lo que no debe extrañarle a nadie que las expectativas y el TEMOR de que nuevamente Hollywood acabará despedazado otra obra maestra del manganime y especialmente un clásico de culto como lo es GITS, fueran realmente apocalípticas, muchos incluso vaticinaban su fracaso total y absoluto aun cuando la película por entonces estaba apenas en fase de preproducción.

Ahora, hay que hacer notar que también vaticinar lo peor sin siquiera haber tenido un atisbo de lo que acabaría siendo el producto final quizás se antojaría de muy arriesgado, por ello muchos preferimos reservarnos cualquier opinión por lo menos hasta no ver el 1er trailer, el cual fue develado finalmente hacia finales del 2016 y… honestamente nosotros tenemos que admitirlo, la primera impresión fue no buena, sino EXCELENTE, no tanto por ver personificando al personaje principal, Kusanagi, a una conocida actriz estadounidense (Scarlett Johansson) sino porque las primeras imágenes de la película que nos brindaban un breve pero interesante vistazo de la ciudad dónde se desarrolla la trama y escenas emblemáticas de la película de 1995, como el para muchos icónico intro del film animado, prácticamente fueron calcados de la obra dirigida por Oshii hace más de 20 años con tal detalle y cuidado que realmente a más de uno lo emocionó, al menos el trailer prometía, si la trama se mantenía medianamente fiel a la película original creo que a no pocos la obra de Rupert Sanders podría lograr lo que predecesoras Hollywoodenses hasta la fecha jamás han logrado al 100%: convencer a los muy exigentes fans de los originales del manganime.

Finalmente la tan esperada premier de GITS 2017 tuvo su estreno mundial el 31 de Marzo de 2017, para entonces las expectativas eran máximas en el mundillo otaku no sólo de Venezuela sino probablemente de medio mundo donde el filme fue estrenado.

Bien, lo primero que lógicamente hay que hacer notar, luego de ver la película es que argumentalmente el filme de 2017 tiene indiscutibles diferencias con respecto a su homónima de 1995, en la versión de 1995 la trama gira alrededor de trabajo de investigación de la llamada “Seccion 9” del ministerio de defensa del gobierno de Japón alrededor de un personaje misterioso conocido como “Puppetmaster”, pero en la versión de 2017 el antagonista de la historia resultará ser un personaje inicialmente misterioso también pero que luego se daría a conocer como “Kuze”. Así mismo la relación de “la Major” (Kusanagi) con “Kuze” en el filme de 2017 diferirá de la que ella tuvo con el ”Puppetmaster” en la película dirigida por Mamoru Oshii, de hecho está “relación” será lo que gatille gran parte de los hechos y la acción de la obra de Sanders y que de paso explorará con mucha más profundidad la naturaleza ‘humana’ de Kusanagi y su sentido de ser en el mundo como individuo, todo esto mientras al mismo tiempo ella y la Sección 9 acaban por enfrentarse al verdadero enemigo que desde el comienzo estuvo más cerca de ellos de lo que jamás se habrían podido imaginar.

Más allá de las diferencias argumentales, ciertamente nadie puede negar que la visión de Rupert Sanders se mantuvo bastante fiel al filme original de Mamoru Oshii, de hecho el director norteamericano admitiría que su película básicamente fue concebida como una suerte de homenaje a la obra original tanto de Oshii como del mismo Masamune Shirow y más allá de que los roles principales acabaron en manos de actores no japoneses (caso de Kusanagi o Togusa) sencillamente se respetó mucho la obra original. Hay que hacer notar que el mismísimo Mamoru Oshii fue invitado por la producción de la película como asesor y consultor y el propio Sanders se ocupó personalmente de consultar con Oshii no pocos aspectos de la película durante las filmaciones, además vale decir que Oshii fue una de las personas a las que incluso se le consultó al momento de hacer los correspondientes castings para la elección del elenco, la elección de Scarlett Johansson como la Major sería incluso aprobada por el director japonés.

Con respecto al elenco hay que decir que su escogencia fue bastante acertada, al menos en nuestra humilde opinión, especialmente en los papeles protagónicos, siendo los personajes Batou, Togusa y Aramaki, los más destacados, fuera de la propia Kusanagi, por el gran nivel de actuación y el trabajo de los actores elegidos para recrear de modo convincente en acción real a personajes tan bastamente conocidos por los fans; para nosotros se destaca la excelente interpretación del jefe Daisuke Aramaki, interpretado por el reconocido actor y director nipón, Takeshi Kitano y que sin duda supo redefinir a un personaje que en la película de 1995 era más un personaje de relleno que otra cosa, pero que en la versión de 2017 se nos presenta como un líder de la Sección 9 que va más allá del mero trabajo de escritorio lo que lo hace ser un digno jefe de un poderoso escuadrón como lo es sin duda el de la sección que dirige.

Otro personaje altamente destacado en la película es Batou, cuyo rol fue interpretado por el actor danés Johan Philip «Pilou» Asbæk. En la película de 1995 Batou fue el segundo personaje más importante tras Kusanagi además de ser el más cercano a la Major y esto se mantuvo en buena medida en el filme de 2017, aunque en esta versión observamos a un Batou menos reservado que el de la película de Oshii y bastante más empático, esta empatía es lo que sin duda signara su relación con Kusanagi. Además de Batou y Aramaki, el personaje de Togusa tuvo otro destacado rol, Chin Han, el actor oriundo de Singapur que lo personificó, supo darle un convincente y sereno carácter al “novato” de la sección, muy acorde con el Togusa de la película de 1995. Si bien el resto de los componentes del equipo de la Sección 9 tuvieron cierta presencia en la película de 2017, como sucedió también en el filme de 1995, ciertamente sus papeles y acción en la trama fueron considerablemente menores a los de los personajes ya citados, sería interesante ver más acción de ellos en una hipotética secuela (de ella poder ser posible), tal como se pudo ver en las subsiguientes adaptaciones de GITS en anime, especialmente en la serie animada.

En lo que se refiere al antagonista de la historia “Kuze”, fue un personaje inesperado para la mayoría y una escogencia un poco extraña para el “villano” de la versión fílmica de 2017, si bien no se trata de un personaje ajeno para los fans y seguidores de la franquicia GITS, pues de hecho Kuze es el antagonista de las 2 temporadas de la serie Ghost in the Shell: Stand Alone Complex, sin embargo el modo como el personaje es presentado en la película de Rupert Sanders difiere de la de la serie animada, a tal punto que todo alrededor de Kuze y su relación con la Major será lo que desencadene muchos de los hechos cruciales en la trama de la historia de 2017.

En cuanto a la protagonista principal, “la Major” Motoko Kusanagi, la escogencia finalmente de la actriz Scarlett Johansson fue y no fue una sorpresa, porque la actriz no es ninguna novata en actuar en películas de ciencia ficción y menos en una del estilo de GITS, pero es bueno destacar que Johansson no fue la primera opción de los productores para el protagónico de la película, la actriz Margot Robbie (Suicidal Squad) fue a la que inicialmente se le ofreció el rol de Kusanagi, pero esta idea fue finalmente descartada cuando la actriz fue elegida para el papel de Harley Quinn, fue entonces cuando la producción volvió la mirada hacia Johansson, quien finalmente aceptó el rol, vale decir que una vez se oficializó que Scarlett Johansson daría vida a la Major en la película de Rupert Sanders si bien su escogencia produjo cierta polémica en Hollywood curiosamente en Japón dicha decisión fue bien acogida tanto por el director de la película de 1995 Mamoru Oshii, como por incluso la compañía Kodansha (compañía que tiene los derechos de la serie y sus personajes). Nosotros debemos decir que no tenemos nada que criticarle a Scarlett Johansson en su interpretación de la Major, en nuestra opinión supo interpretar y reflejar bastante bien la naturaleza compleja del personaje de Kusanagi, sus conflictos internos y la obvia confusión que su pasado humano le genera especialmente en el choque con la realidad de su presente, ciertamente interpretar un personaje que siendo básicamente una maquina humanoide y que apenas refleja emoción en la película original no es algo que muchos puedan hacer de modo convincente, la verdad es que el trabajo de Johansson no decepcionó, al menos no a nosotros.

Además de los personajes conocidos de GITS, la película de Rupert Sanders incluyó algunos personajes nuevos, como fue el caso de una segunda miembro femenina de la Sección 9 “Ladriya”, personaje que no existe en las versiones del anime y desde luego el personaje de la Dra. Ouélet, encarnado por la ganadora del Oscar, la actriz francesa Juliette Binoche quién jugará un especial rol en la vida de la Major en la trama de GITS 2017, estas inclusiones así como ciertos cambios argumentales en cuanto a la empresa o agencia responsable de los orígenes de Kusanagi y su relación tanto con el Gobierno japonés como con la Sección 9 se alejan de la historia de la película de 1995, pero que ayudan a su vez a darle fluidez a la trama de esta más reciente adaptación fílmica.

En cuanto a lo que en sí fue la trama de la película decir que si bien en la versión de 2017 hubo cambios con respecto a la original de 1995, ambas películas se complementan y nosotros nos atreveríamos a recomendar que antes de ir a ver la versión de Rupert Sanders sería primero mejor ver la película original de Mamoru Oshii, pues haberla visto primero sin duda ayuda a seguirle mejor la trama al filme de 2017, además claro esta, si aun no se ha visto la película de 1995 sin duda se ha estado perdiendo de una extraordinaria pieza fílmica del manganime de todos los tiempos, un verdadero pecado si uno se hace llamar a sí mismo fan u otaku.

Finalmente solo nos quedaría decir que a menos que se sea un intolerante purista, incapaz de tener una mente abierta Ghost in the Shell (2017) sin importar cuan bien hecha pueda estar jamás servirá para otra cosa que para ser despedazada por aquellos para los que lo único que cuenta es la mala fama y los fracasos de Hollywood para recrear algo del universo del manganime, no importa los aspectos positivos innegables que puedan haber, a la final (para algunos) NADA podrá ser mejor que lo “original”; pero para otros (como nosotros) menos intransigentes y más abiertos a no sólo criticar sino a elogiar lo que merece ser elogiado todo puede ser posible, incluso aplaudir la versión Hollywoodense de un clásico de culto como sin duda es GITS y el trabajo, el cariño y el cuidado que su director, actores y producción tuvieron en respetar la esencia de algo considerado casi que sagrado para no pocos. Recomendamos (sin aun no la han hecho) que vean la película, pero eso si, vayan con una mente abierta y actitud tolerante, solo así la podrán disfrutar como se merece.

Elenco. Miembros de la Sección 9: Pilou Asbaek como Batou, Chin Han como Togusa, Yukata Izumihara como Saito, Tawanda Manyimo como Borma, Danusia Samal como Ladriya y Lazarus Ratuere como Ishikawa. Ghost in the Shell. Paramount Pictures and DreamWorks Pictures (2017).

Para despedirnos acá les dejamos el trailer y unos 5 minutos del filme que sin duda han de ser un gran abreboca si aun no han ido a ver la película:

Adicionalmente les dejamos el vídeo de la (por si alguien no la ha visto aún) película original de 1995 de Mamoru Oshii y que como dijimos ayudará y complementará mucho al ver la versión de 2017 de Rupert Sanders, esta desde luego con su doblaje español latino (la misma versión que se pudo ver por Locomotion):

Y como ñapa dejamos 2 videos más uno para quienes se consideren fans especialmente del soundtrack de la película original de Mamoru Oshii así como de la de Rupert Sanders, a continuación los dejamos con el tema musical principal y más emblemático de GITS, no solo de la película original de 1995 sino también de la del 2017, esta sin embargo en una especial versión en vivo durante la premier mundial de la película la cual se llevó a cabo en Tokio, Japón el pasado 31 de Marzo de 2017, la interpretación de esta versión del tema estuvo a cargo de su mismísimo compositor, el reconocido Kenji Kawai, una versión a nuestro parecer absolutamente electrificante…

El segundo es la recreación que la película de 2017 hizo del para muchos icónico intro de la película animada de 1995, si bien es un tanto menos extenso que la versión original éste sin duda no quedó para nada mal y bastante acorde a lo que se esperaría de una versión hecha más de 20 años luego de la obra original; que los disfruten y hasta la próxima!.

Anuncios

2 comentarios en “Analizando a… GHOST IN THE SHELL. Reinterpretación de un clásico

  1. excelente articulo. Yo me considero un fan de todo el mundo de GITS y pienso que fue una buena adaptacion, claro como mencionas nada podra llegarle a ese Film de 1995 que muestra el Cyberpunk en todo su esplendor, una pelicula con toda la carga filosofica de Oshi no pudiera ser digerida por un publico Holywoodense. Yo particularmente me senti agradecido con esta adaptacion, excelente musica, los escenarios fueron una obra de arte y el reparto no estuvo mal.

  2. en cuanto a efectos visuales la pelicula es muy excelente y la historia creo que hicieron lo mejor para adaptarla ala gran pantalla pero hay que reconocer que fue dirigida al publico casual y softcore fan de GITS a los hardcore que buscaban cada pequeño error

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s